ASESORAMIENTO EN ALIMENTACIÓN, DIETÉTICA, NUTRICIÓN Y TERAPIAS ALTERNATIVAS

Menos centímetros y menos volumen corporal

Saludnatur ® te ofrece varias técnicas para reducir el volumen de las caderas, abdomen o glúteos, como la cavitación ultrasónica, lipovibración y radiofrecuencia multipolar.



¿En qué consiste la «Cavitación ultrasónica»? 

Es una técnica no sanitaria, indolora y no invasiva, que crea burbujas de aire dentro del tejido graso y que facilita la fragmentación de los depósitos de grasa, haciendo que los adipocitos terminen convirtiéndose en líquido, mucho más fácil eliminar, incluso por el propio sistema linfático. Con la «cavitación ultrasónica» se consigue la reducción de todos los tipos de celulitis, la disminución de las adiposidades localizadas, la activación de la circulación, la remodelación profunda de la figura, el alisamiento de la «piel de naranja» y la eliminación de la inflamación de la grasa.

La «cavitación ultrasónica» trabaja bajo una frecuencia específica, 40 khz en el caso de nuestros aparatos, que son de máxima potencia, hasta 50 W/cm2 y tecnología de vanguardia. Al actuar sobre un líquido, genera en su interior micro-glóbulos de vacío sometidos a un ciclo continuo de comprensión y descompresión, que acaban implosionando, liberando multitud de energía en forma de calor y ondas de choque. De esa manera, se facilita la ruptura de la membrana de las células adiposas, disminuyéndolas de forma considerable y convirtiendo los triglicéridos en diglicéridos, consiguiendo eliminarlos con mayor facilidad y de forma completamente natural.

Ayuda también a eliminar toxinas y reducir los cúmulos de grasa localizados, provocando la disminución de volumen, visible desde la primera sesión.

Esta técnica combinada con «lipovibración» y «radiofrecuencia multipolar» consigue unos magníficos resultados, ya que favorece la eliminación de la grasa liberada con la «cavitación ultrasónica», a la vez que una piel más tersa.

¿En qué consiste la «Lipovibración»? 

Es una técnica no sanitaria, indolora y no invasiva, que aplica en las zonas de grasa localizada un masaje profundo, por vibración y percusión, facilitando la disminución del volumen del área tratada.

Ese masaje proporciona ráfagas rápidas de presión sobre la capa grasa, contra el tejido muscular, con un efecto de movimiento ondulante. Además de propiciar una reducción de volumen, aumenta la circulación sanguínea y la oxigenación de los tejidos.

La «lipovibración» se aplica con una crema hidratante, reductora y de efecto frío, que aumenta su efectividad y resultados, que resultan visibles desde la primera sesión, más aún si se utiliza combinada con «cavitación ultrasónica».

¿En qué consiste la «Radiofrecuencia multipolar»? 

Es una técnica no sanitaria, indolora y no invasiva que aplica energía térmica sobre la piel y con el consiguiente aumento de temperatura, produce una vasodilatación que aumenta la producción de colágeno, reduciendo la flacidez de la zona tratada.

La «radiofrecuencia multipolar» se aplica con un aceite natural, que ayuda a proteger la piel del calor localizado, que se consigue con ondas electromagnéticas de alta frecuencia.  Esta técnica favorece la formación de nuevo colágeno, el drenaje linfático, la circulación sanguínea de la piel y del tejido subcutáneo.

Ofrece buenos resultados combinado con la «cavitación ultrasónica», cuando la grasa localizada residual es pequeña, por tanto en las últimas sesiones de ésta.

¿Cuánto cuestan nuestros servicios?

La «cavitación ultrasónica», combinada o no con «lipovibración» o «radiofrecuencia multipolar», tiene un coste de 40€/sesión, con una duración de 45-60 minutos. En ese importe incluimos todo lo necesario para cada sesión, sin sorpresas que encarezcan el servicio. 

La «lipovibración» aplicada en caderas, abdomen o glúteos, en  combinación con «cupping» (ventosas chinas) en la espalda, tiene un coste de 30€/sesión, con una duración de 30-45 minutos. En ese importe incluimos todo lo necesario para cada sesión, sin sorpresas que encarezcan el servicio. 

Los resultados dependen de cada persona, su estructura grasa y composición corporal. Se recomienda una sesión semanal y al menos 4-6 sesiones.

Este tipo de técnicas no debe considerarse un plan de adelgazamiento, ni debe sustituirlo, como tampoco debe hacerlo con ningún tratamiento médico. 

Llamada
Instagram